Facebook Twitter Google +1     Admin

Volveremos a salir a recitar poesía cuando pase el Covid19

En el día mundial de la poesía he rescatado este corto que gravamos con poemas de mi libro poemario sobre ángeles. Volveremos a salir a recitar poesía cuando pase el Covid19. Siempre nos quedara la poesía

Etiquetas: , , , , ,

21/03/2020 17:45. Carmen Camacho carmen maria camacho. Canales de Informacion No hay comentarios. Comentar.

Nuevo podcast Diván Letra Herida radio lunes 24 de febrero de siete a ocho de la tarde

20200225173935-divan-febreo-2020.jpg

Diván Letra Herida radio lunes 24 de febrero de siete a ocho de la tarde (Hora peninsular)

Presentación del libro Oración en 17 años del escritor Francisco Layna.

Etiquetas: , , , , , ,

25/02/2020 17:40. Carmen Camacho carmen maria camacho. podcast No hay comentarios. Comentar.

Diván Letra Herida nueva temporada (podtscad) radio lunes 17 de febrero de siete a ocho de la tarde


Presentación de mi libro La isla de las rosas agónicas con Guillermo Arroniz Gracias por seguirnos. Nos vemos en las ondas. 103.9 FM

Etiquetas: , , ,

19/02/2020 12:29. Carmen Camacho carmen maria camacho. radio No hay comentarios. Comentar.

Diván Letra Herida nueva temporada radio lunes 17 de febrero de siete a ocho de la tarde

20200217143602-img-20200105-wa0014-001.jpg

Presentación de mi libro La isla de las rosas agónicas con Guillermo Arroniz

¡No os lo podéis perder! Gracias por seguirnos nos vemos en las ondas. 103.9 FM

Etiquetas: , , , ,

17/02/2020 14:36. Carmen Camacho carmen maria camacho. Radio No hay comentarios. Comentar.

Presentación del libro la Isla de las rosas agónicas de Carmen Carmen María Camacho 19 diciembre 2019

20200209132359-82166948-2698717960246582-528944609984774144-n.jpg

Presentación del libro la Isla de las rosas agónicas de  Carmen María Camacho, el 19 diciembre 2019.


En el Antiguo Hospital San Juan de Dios.


Ponentes: César García (psiquiatra) Cristóbal Fabregas (fiscal) Antonio Miguel

Quesada (psicólogo clínico)

Etiquetas: , , , , , ,

09/02/2020 13:23. Carmen Camacho carmen maria camacho. libros No hay comentarios. Comentar.

Mutaciones". Susana Diez de la Cortina Montemayor

20200209125044-mutaciones-de-susana-diez-de-la-cortina-montemayor.jpg

Retorna Diez de la Cortina Montemayor con un poemario en el que creo reúne los elementos que han ido apareciendo y caracterizan su voz poética, pero además lo hace de una forma más madura, más definitiva, aún más redonda.

"La senda impar" fue un libro que me gustó mucho. Su leit motiv, su temática, podríamos decir, era más unívoca (aunque esto es imposible en la autora que hoy nos ocupa donde casi cada elemento puede ser símbolo de varias cosas): el camino, si bien el camino de Santiago era también el juego de la oca, la vía láctea, etc. Aquí, sin embargo, presiden la obra una multiplicidad de "realidades" inmateriales o filosóficas, algo muy complejo que la poetisa consigue aunar de una forma que fluye para el lector. Así, la mitología aborigen australiana, la tradición bíblica y Hermes Trimegisto presiden una trenza de versos que a veces tiene seis cuerdas, a veces cuatro, y que se forma arriba como abajo... y yo diría también cerca como lejos, dentro como fuera, sólido como sutil.

"[...] La piel, ¿no siente igual que el corazón?
Si duele el corazón, ¿la piel se apena?

Lo que uno siente, en el otro resuena.
Retumba lo de dentro en lo de fuera [...]"

"Lo innombrable", página 54.

En este poemario encontramos más rima que en los anteriores, y no sólo asonancias, sino también un soneto. Pero como yo creo que a la escritora le gusta jugar en vez de un clásico ABBA ABBA o incluso un ABAB ABAB nos regala un ABBA BCCB y luego demostrarnos que le sobra conocimiento del español para rimar todas las veces que haga falta en consonante termina haciendo unos tercertos en CDC D(casi C)D. Y es que efectivamente el juego forma parte del encanto de Susana Diez. Hay muchos otros ejemplos a lo largo del libro. Mencionaré dos:

Aunque el libro se estructura en series de seis poemas bajo un epígrafe que contiene en sí un juego entre la definición poética y la ruptura de normas (en la definición no cabe usar la palabra de la que se explica el significado y Susana Diez lo hace en más de una ocasión, y no es de forma casual), aunque, como digo, son series de seis poemas, al final, con el epígrafe "LÍMITES", nos regala cuatro series de cuatro poemas, tiradas de cuatro "realidades": los cuatro puntos cardinales o las cuatro estaciones, por citar dos. En este último conjunto empieza por tres perfectos y medidísimos haikus (5,7,5)... el lector espera el cuarto el mismo tipo de fórmula... Pero no la obtendrá, pues en "Invierno" tendrá un 5,5 y 7 ó 9 (según quieran medirse la sinalefas mediando coma). Y sí, sí, ya sé que la RAE dice que el acento gráfico o tilde en la "o" ya no es necesario. Pero yo no comulgo con esa norma tan "modernita".

Otro ejemplo de juego -muy distinto, eso sí, pues es algo fonético en este caso- lo encontramos en el poema "Vértigo", de la página 39, en el que todos sus versos empiezan por la sílaba "ver".

En lo formal creo ver también una influencia del cancionero medieval. La propia autora nos habla en en PREÁMBULO de las canciones. Tanto por la temática (el llanto o tristeza por la ausencia del amado) como por el uso de la palabra "amigo" para referirse a dicho amado creo ver ecos de las cantigas de los trovadores y los cancioneros.

En "Mutaciones" el endecasílabo le gana la partida al alejandrino (en el que resulta muy hábil Susana Diez, y que podemos encontrar en "Aniversario", en la pág. 29, o en "Hermetismo" en la pág. 55). Así en: "Imán" (página 22); "La dimensión del universo" (página 36); "Miedo" (página 40); "El Árbol de la Vida" (página 43); "Dentro y fuera" (página 48); "Lo innombrable" (página 54); "Alegría", el ya mencionado y particular soneto (página 59); "Inmovilidad" (página 61); "Silencio" y "Suerte" (página 65); "Dejadez" (página 76); "Longitud" (página 84); y algunos versos sueltos en otros poemas.

Fuera de lo estrictamente formal, que me ha "seducido", pues soy un enamorado del verso medido y la rima que provocan la maravillosa musicalidad -semilla de la magia poética para mí, que luego da frutos metafóricos y flores simbólicas en las que es tan rica la poesía de la autora- creo ver también elementos de la tierra aragonesa de la que procede la poetisa: montes, vientos... algo nada extraño pues en el mencionado "PREÁMBULO" se nos dice que si "La senda impar" hablaba del camino "Mutaciones" habla del origen de ese camino. El origen es inmutable por definición.

"[...] y asumir que, en el fondo, uno quisiera
morirse en el lugar donde nació".

"Imán", página 22.

Y si bien todo el conjunto se enmarca dentro de esos principios o temáticas de gran calado no faltan los poemas amorosos, o los breves poemas de reflexiones populares (muchas veces en forma de haikus):

"Sobre la tapia
estira un largo sueño
la lagartija".

"El sueño del reptil", página 23.

En algunos poemas como "El Árbol de la Vida" (página 43), o "Íncubo pueril" (página 77), se hace más patente la relación entre lo onírico y aquello que llamamos mundo real, la vigilia. De forma que el durmiente trae consigo algún elemento material desde la materia inmaterial del sueño, o bien la impresión honda en el alma de lo que pasó con los ojos cerrados sigue presente en nosotros con los ojos abiertos.

En resumen, un complejo poemario por la multiplicidad de elementos, influencias, tradiciones en las que bebe, juegos, guiños de humor y marcos de trascendencia. Un poemario que habla del recorrido poético, espiritual y vital de una poetisa que es filóloga pero, sobre todo, es un alma en busca de respuestas: en el camino, en el origen y en la ausencia. ¿Es todo lo mismo en definitiva o forma parte de lo mismo? Quizá el libro ayude al lector a encontrar sus propias respuestas... o más preguntas de las que ya tenía antes de empezarlo.


Guillermo Arroniz

Etiquetas: , , , , ,

09/02/2020 12:50. Carmen Camacho carmen maria camacho. Editoriales No hay comentarios. Comentar.

20200131174235-unnamed.png

 

Desde que era un preadolescente he oído hablar con admiración de Enrique Jardiel Poncela. De eso se ocupó mi madre, que lo sigue teniendo en un "altar", el altar de los autores que más la han hecho reír. 
Siempre me habló de "Amor se escribe sin hache", que fue la primera novela del escritor que leí, en una edición antigua, regalo de la misma que lo encumbró en mis oídos. 
Después vendrían la obra teatral "Eloísa está debajo de un almendro" y la novela "La tournée de Dios", libro que me dejaría una honda impresión. 
También tuve la ocasión de ver en el teatro Español "Carlo Monte en Montecarlo". 
El universo jardielesco se expandía y siempre tenía la sensación de que tras la risa -tan bien lograda- había mensajes de calado. Especialmente hondo en "La tournée..." que mencionaba antes. 
La obra teatral que hoy comento aparenta una exquisita frivolidad, fluyendo deliciosamente. El argumento se basa en una mujer que es infiel a su marido y sin embargo... ¡ama más al marido que al amante! Y el amante... se lleva un soponcio, y el marido... una alegría al alegrarse de semejantes cuernos. 
La señora -Fernanda- además es tan considerada que se inventa un marido muerto, es decir que el amante cree que ella es viuda, y el amante que elige es un hombre tan prestigioso como el propio marido (aunque en otra disciplina artística), como para no hacer de menos al esposo. Por todo ello llaman al adulterio "decente". 
Pero... hete aquí que el marido -Eduardo- piensa que ella desprecia su música (él es compositor de gran éxito). Y esto no es baladí: aunque ella no hace más que hablar a su amante del talento del músico -Federico, el amante, cree que sólo es un amigo de lacasa- Eduardo piensa que ella desprecia su música. ¿Por qué lo piensa? Es algo en lo que la comedia no profundiza pero nos deja el anzuelo para que lo piquemos y vayamos encontrando los motivos por nosotros mismos. ¿Acaso falta comunicación en la pareja? ¿Acaso ella teme que él se vuelva un fatuo si alaba su trabajo? ¿Acaso está mal visto hablarle bien al esposo de su trabajo? 
En la misma línea el final del libro -que no desvelaré- que deja al lector material para que reflexione, entre risa y risa. 
Algo de lo más encantador de ésta y otras obras de Jardiel Poncela es la maravillosa fluidez del diálogo que, tomando afluentes muy variados, corre con rapidez y suavidad. Hay escenas en las que varios personajes de muy diverso carácter y condición participancon sus frases breves sin que unos se pisen a otros, en una comunicación perfecta que resulta de una sorprendente naturalidad, sorprendente pues la vida real no es así. En esos diálogos no falta nunca el personaje avispado que permite al autor lucir su ingenio, ni el personaje medio bobo o terriblemente inocente que permite salidas inesperadas que también provocan la risa. Bárbara, una de las dos tías de Federico, el amante, es un "alma cándida", alguien que me parece el embrión (sale poquito) la desternillante Miranda Boronat que Moix retrató en "Chulas y famosas". Tanto es así que en la propia obra se justifica que se la llame Baruti en lugar de Bárbara. Su perfil le lleva a decir cosas absurdas como: 
"¿Qué buen día, verdad, maestro? Desde que han cambiado de director en el Observatorio Astronómico hace un tiempo magnífico".
Página 58.
Los graciosos momentos que nos proporciona se unen al despiste monumental del doctor Cumberri. Un hombre por el que todo el mundo confiesa veneración y al que reconocen como sabio, cuando menos por el tamaño descomunal de su distracción permanente. Tanto es así que toma los tapones de los radiadores de otros, pensando que son el suyo, lleva dos paraguas o se pone el abrigo pensando que es la americana. Este caso me sirve para incidir en esas cosas que, bajo las risas, te hacen pensar: el doctor es un olvidadizo pero... siempre se olvida para quedarse con objetos de los demás: encendedores, pitilleras, o los tapones de los radiadores que mencionaba antes. Como se decía en aquella época cuando el tendero se equivoca en las cuentas a su favor: "siempre barre para dentro". También es muy reseñable el principio de autoridad que tiene el "doctor" para todos los demás personajes. Sin embargo Jardiel Poncela hace una crítica ácida de los profesionales de la medicina, tanto a través de la figura del Dr. Cumberri como también a través de otros médicos que pasan muy brevemente por la obra.
Según se nos cuenta en el prólogo de esta cuidada edición el autor se vio obligado a terminar la obra a una velocidad de vértigo, y los autores ensayaban la obra según le iban "arrebatando" las cuartillas recién escritas. De hecho no quedó satisfecho con el tercer acto y quiso redactarlo de nuevo pero le convencieron para no hacerlo ya que de otra forma la compañía teatral se habría quedado dos semanas sin comer. 
A ello atribuyó Enrique Jardiel que la obra, siendo un éxito, no tuviese tanto como otras.
Disintiendo del genio me permito pensar que ese éxito "reducido" se debió al mensaje final de la obra y no a que el tercer acto no esté estupendamente escrito...
En fin, una exquisita lectura plagada de incorrección política, ingenio, risas y una solidez argumental enorme que queda "maquillada" por el entramado del humor en el que a Jardiel no le podía ganar nadie.
Guillermo Arroniz

 

Etiquetas: , , ,

31/01/2020 17:42. Carmen Camacho carmen maria camacho. libros No hay comentarios. Comentar.

Dedellaqueras Daniel Torres Isla negra editores

20200116122400-img-20200111-wa0005.jpg

"debellaqueras". Daniel Torres. Isla Negra Editores.

 

Hoy me trae a vosotros un tipo de poemario poco frecuente. O más bien único.

Se dan en él una serie de características que lo convierten en "rara avis" dentro del panorama literario, si bien tampoco es una isla sin conexión con nada y por lo tanto otros de sus rasgos comparten líneas y tendencias

lo contemporáneas.Empecemos por éstas últimas.

"debellaqueras" es, formalmente, hijo de su tiempo, pues los versos no están sujetos a la rima ni a las estrofas y métricas que podríamos llamar clásicas, sino que practica el verso libre y a veces alguna vanguardia como la composición "Versos correspondidos con poeta anónimo mariano", que permite dos tipos de lectura a través de la barra que va separando cada verso en dos, de forma que uno puede leer dos poemas en vertical o uno que ha sido intercalado de interrupciones.

También

utiliza la prosa poética, como por ejemplo en los poemas "XXX" y "Mirando tu tarjeta postal", si bien en general parece sentirse cómodo en los poemas cortos, a veces muy cortos, apenas seis o siete versos, con sólo cuatro excepciones que sobrepasan una página, entre las que destacan

 

"La ventana del cuarto" (221 versos) y "Los poliamorosos" (63 versos).

O después las características que, creo, comparte con su generación es el tono "conversacional".

 

En muchas ocasiones el poeta parece hablar de sus experiencias y sentimientos de forma coloquial pero... ¡cuidado! esas maneras van acompañadas de unas metáforas, símbolos, hipérbatos, y un código o lenguaje propio del que hablaremos a continuación.

Se  puede decir, además, que Torres practica la poesía de la experiencia y nos cuenta algunos de sus devenires, lo cual es otra tendencia que sigue siendo muy de este siglo que nos ocupa como lo fue de finales del anterior.

Porel otro lado estos poemas tienen una elevada carga erótica. 

Es algo que reconocen desde el principio, desde su propio título pues "bellaquera" en boricua es calentura sexual.

No es tan común que las composiciones poéticas utilicen un lenguaje tan explícito, casi pornográfico (glandes, nalgas, entrepierna, verga, leche, jugos, sudor, culito, orgasmo, bolas, culo... y un laaargo etcétera).

Habitualmente los autores de calidad o que pretenden alcanzarla temen la crítica y a la crítica que pueden echar a perder una carrera literaria y cerrar las puertas de las editoriales más prestigiosas. 

Por ello en gran medida la literatura pornográfica o erótica suele tener un bajo nivel artístico y técnico.

 

He leído otros poemas con este tipo de temática, pero creo que nunca tan explícitos en su lenguaje ni con la misma calidad.

Además, el libro, influido por muchas lecturas entras las que están sin duda Wilde y Kavafis, tiene un carácter más que caribeño definitivamente boricua, en las expresiones, en los giros del lenguaje, en las menciones concretas de San Juan y sus calles.

Pero la peculiaridad se peculiariza (valga la expresión) al utilizar otro lenguaje de colectivo, concretamente el LGTBQ (quir, creo que lo llaman en Puerto Rico).

Así, por poner un ejemplo, los escarabajos que menciona el poeta son los machos, algo que me explica el propio Torres.

Lasr de la "cultura quir" o LGTBQ están ahí, y van de la cita de la música de Barbra (Streisand, por supuesto, ¿acaso hay otra?); las menciones literarias de Wilde y Thomas Mann; o las aplicaciones de contactos y las páginas webs de contenido pornográfico.

 

Está edición celebra el décimo aniversario del Premio Nacional de Poesía del PEN de Puerto Rico que recibió la obra en 2009. 

Nobstante no es una reedición sin más sino que los textos han sido revisados y se incluyen nuevas composiciones en la última parte (la cuarta), llamada "y otros pornopoemas".Sobre los cuatro capítulos que conforman la obra y los poemas nos habla H. Roberto Llanos en su "Invitación al libro", a manera de prólogo. De hecho el breve e iluminador análisis que hace Llanos de los poemas servirá de clave a no pocos lectores pues, como mencionaba antes, a Daniel Torres le gusta jugar con los recovecos del lenguaje y los laberintos poéticos que en ocasiones hacen la comprensión de algunos versos un misterio cifrado.

Por destacar algunos poemas hablaré de "Sala de lectura", que parece haber sido escrito en la etapa estudiantil o bien ser un recuerdo de la misma, pues viene a hablar de las seducciones en las bibliotecas:"[...]

Miras mientras lees remiras de reojo y entonces:comienza el furor de las batallassilenciosas [...]"Página 23.

Enel poema "1" del capítulo "HOMBRECITOS DE PAPEL"

lanza la atrevida idea del amor.

Una vez que el autor ha dado el salto sin red de escribir sobre sexo, aquéllos que en principio podrían estar interesados podrían rechazar la idea del amor cómo algo superado o caduco. 

Es decir, el cuerpo manda, sus deseos y órdenes; el placer es todo... Pero Torres es osado siempre. Osado para decir lo que quiere decir, le pese a quien le pese

[...] voy a escribir                     lo Lo  hedicho  después de tanto las manos y un despojo de calle que te amo a ti                                          compañero de absurdidades".Página 

43.

Un perfecto ejemplo de esos poemas breves de los que hablaba antes, y uno de mis favoritos es "3", dentro del mismo capítulo que el anterior.

En él se describe esa búsqueda genéticamente imposible de negar, esa inquietud tan propia de la adolescencia pero que se prolonga toda la vida disfrazada de diversas maneras o atenuada quizá, pero es la forma de decir algo conocido lo que resulta magnético, sencillo y con olor a atardecer, si se me permite decirlo:"Buscamosdando vueltas por las plazasdebajo de los carrosy en la mesa del frente              por las paredesese cansado olor a deseo".Página 45.

El "9" es, sin duda para mí, un hermano muy cercano, quizá un primo hermano de aquellos poemas de Kavafis donde nos contaba sus aventuras con muchachos desconocidos de las calles de su Alejandría: "hasta quedar sin vacío/quebrando los espejos/a beso y a caricia que sofocan/con el sudor de la luna". Página 51.

Por último citar algo que me ha llamado la atención en el libro y es el concepto de soledad, que aparece una y otra vez entre estos versos calientes, como una especie de Guadiana lleno de un agua misteriosa.

A veces parece poderse leer entre líneas que, a pesar de tantas Webs de contactos, tantas formas de encontrarse con conocidos y desconocidos para el disfrute sexual, queda siempre un rescoldo de soledad... o quizá la soledad lo es todo y el placer una pequeña distracción.

Tema de gran profundidad para ser reflexionado con la belleza de algunos de estos versos, como en 12:"Hago el amor en baños públicosy has por carta[...]           Lo hago sin vergüenzasin la respuesta llena de humo de las nostalgiascon la claridad caídade todas las circunstancias cuajadas de soledades [...]".Página 54.

Un poemario lleno de osadía, saber poético, singularidad y calentura... se lo aseguro, mucha calentura. Como para quemarse entero. 

Por; Guillermo Arroniz.



 

Etiquetas: , , , ,



TEMAS BLOG OFICIAL DE LA POETA Y ESCRITORA andaluza Carmen Camacho ©2017

Bienvenido al blog oficial la poeta y escritora andaluza Carmen María
Camacho , nacida en Torredonjimeno Jaén. Aquí amigo lector encontraras: mis conversaciones con la vida, cuentos, poemas, leyendas, rumores contigo, a vosotros, a todos.© 2007 weblog realizada por Carmen María Camacho Adarve. Jaén, Spain Contacto carmencamachoadarve@gmail.com

“La diferencia entre literatura y periodismo es que el periodismo es ilegible y la literatura no es leída"
Oscar Wilde


http://uniradio.ujaen.es/categorias/programas/divan-letra-herida

Enlaces


http://carmencamachoadarve.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris